Arranca el curso y en marcha -de nuevo- el blog

Posted on 9 septiembre, 2015 by oscar

Tras el ajetreo electoral, el verano, una mudanza y diversas complicaciones extras, vamos a comenzar el curso local 2015/2016 -y un nuevo curso vital también- con mucho por hacer y con muchas ganas de hacerlo.

La última entrada escrita en el blog recogía una reflexión breve, puede que incomprensible para muchos, pero contundente: si o si. Tanta afirmación venía a cuento de la elecciones locales, claro, pero era muy personal. Unas elecciones donde me encontraba con dos posibles resultados: o las ganaba con la consiguiente alegría y satisfacción por un nuevo refrendo a la gestión y el trabajo realizado en estos jodidos años o las perdía, con la correspondiente “torta a lo hecho” pero también, no voy a engañarles, con una parte de alegría personal por iniciar una nueva etapa después de años de responsabilidad política local. Es decir, que estas elecciones las afronté con la alegría de saberme ganador o por continuar haciendo algo que me apasiona, como es la gestión política local representando a mis vecinos, o por iniciar nuevos caminos, conociendo nuevas estaciones políticas, personales..

Pero gané -ganamos- las elecciones. Con muy buena nota. Crecimos en votos de manera muy sustancial, nos quedamos a solo 2 de un nuevo concejal y comprobamos que nuestra marca, es decir nuestras caras, nuestras propuestas y nuestro trabajo, está fuerte y tiene el apoyo de un número muy importante de vecinos, muy por encima de cualquier otra sigla -de las clásicas o de las nuevas-, llegando a tener 1/3 más de votos -cerca de 400 más–  que la segunda fuerza política local. Y aquí estamos de nuevo. Con ganas y con ilusión.

Va a ser una etapa apasionante, sin duda, donde voy a tomar, afrontar, asumir… decisiones importantes en lo personal y en lo político. Sin renunciar a mis principios y mis valores, pero convencido de que hay que  avanzar y arriesgar, por coherencia con uno mismo y por coherencia hacia los que han confiado en mi. Dejándome la piel por cumplir los compromisos adoptados, pero no dejándome llevar por los fáciles caminos de moda.

Muchas veces lo he escrito aquí: el inmovilismo es un gran error, sin duda, pero el aventurismo es un gran peligro. De eso tampoco tengo duda. La virtud está en el medio, que decía Aristóteles. Y ahí es donde siempre me he movido y donde creo que quiero seguir estando. Por mucho y rápido que se muevan otros, por poco que a veces no parezca inteligente estar. Pero de eso, de la virtud y el espacio central, ya hablaremos más otro día…

Arranco la maquina de nuevo en esta Nueva Estación. Seguiré escribiendo y reflexionando sobre lo que me rodea o lo que veo y siento. De lo serio y de lo relajado. De la política y de la cotidianidad. De mi vida en particular y de mis gustos. De la vida en general y de los gustos de otros. Con respeto y sin perder los papeles, pero con libertad y sin renunciar a mi derecho a expresarme, a equivocarme, a desahogarme… y todo como siempre: juntando letras, soñando ideas y (con) viviendo con mis contradicciones.

Salud, felicidad y hasta pronto!

Esta entrada fue archivada en Que país. Enlazala aqui permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>