Criticarem les noves modes de pentinats…

Posted on 7 octubre, 2014 by oscar

Preciosa canción de Manel que habla sobre el paso de los años…

Vindran els anys i, amb els anys, la calma
que et pintarà als ulls una mirada suau.
Et faran fer un pas i, després, un altre,
seràs tota una experta a tirar endavant.
Amb tant de temps hauràs trobat un lloc agradable,
o ja estaràs un pèl mandrosa per buscar.
Rebràs tracte de senyora, o de iaia estranya
que té acollonits tots els nens del veïnat.

I seràs un sac de mals o seràs una roca.
I els moments de mirar enrere et faran gràcia i et faran mal.
I potser no seré el teu amic,
ni tindré res a veure amb si ets o no ets feliç.
Ja em veig de record mig trist que se’t creua pel cap
una mala tarda.
I potser dormiré abraçadet
a una dona a qui quasi no hauré explicat qui ets.
Potser tindrem néts malparits que se’n fotin de mi
quan no m’enteri de les coses.

Però, quan seré vell, seguiré cantant-te cançons, igual.
Caminaré lent i m’asseuré, a vegades, als bancs.
Verset a verset convocaré el teu cos llarg i blanc
i em podran veure somriure una mica per sota del nas.

Que vinguin els anys! Aquí em té la calma!
Que em jugo amb la decadència de la carn
que un raconet del menjador farà d’escenari
i que ningú sospitarà de qui estic parlant.

I que, quan seré vell, seguiré cantant-te cançons, igual.
No sé si estaré per garantir-te una gran qualitat
però creuré en un verset i em distrauré intentant-lo allargar
i em podran veure somriure una mica per sota del nas,
i em podran veure somriure una mica per sota del nas.

Y la traducción al castellano:

Vendrán los años y, con los años, la calma
que te pintará en los ojos una mirada suave.
Te harán hacer un paso y, después, otro,
serás toda una experta en tirar adelante.
Con tanto tiempo habrás encontrado un lugar agradable,
o ya estarás un pelo perezosa para buscar.
Recibirás trato de señora, o de yaya extraña
que tiene acojonados a todos los niños del vecindario.

Y serás un saco de males o serás una roca.
Y los momentos de mirar atrás te harán gracia y te harán daño.
Y tal vez no seré tu amigo,
ni tendré nada que ver con si eres o no eres feliz.
Ya me veo de recuerdo medio triste que se te cruza por la cabeza
una mala tarde.
Y tal vez dormiré abrazadito
a una mujer a quien casi no le habré explicado quién eres.
Tal vez tendremos nietos malnacidos que se cachondeen de mi
cuando no me entere de las cosas.

Pero, cuando seré viejo, seguiré cantándote canciones, igual.
Caminaré lento y me sentaré, a veces, en los bancos.
Versito a versito convocaré tu cuerpo largo y blanco
y me podrán ver sonreír un poco por debajo de la nariz.

¡Que vengan los años! ¡Aquí me tiene la calma!
Que me juego con la decadencia de la carne
que un rinconcito del comedor hará de escenario
y que nadie sospechará de quién estoy hablando.

Y que, cuando seré viejo, seguiré cantándote canciones, igual.
No sé si estaré para garantizarte una gran calidad
pero creeré en un versito y me distraeré intentándolo alargar
y me podrán ver sonreír un poco por debajo de la nariz,
y me podrán ver sonreír un poco por debajo de la nariz.

Esta entrada fue archivada en Música. Enlazala aqui permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>