Etienne Davodeau

Posted on 22 abril, 2014 by oscar

Uno de los autores de novela gráfica -lo que ha sido un comic de toda la vida- que más me llegan es Etienne Davodeau. Y me llegan tanto, porque son una buena muestra del realismo social francés que tanto vemos en las películas y que él logra de forma magistral, plasmar en viñetas. Historias de la vida común de la gente de allí, muy ligadas al ambiente rural o de pequeñas ciudades y que muestra algo de lo que hablaba en la entrada de ayer: que hay vida fuera de las grandes ciudades. Y aunque parezca mentira -e incomprensible- también fuera de París.

El primer comic que leí suyo fue La Mala Gente, una historia de militantes, donde contaba la vida de unos militantes de la izquierda cristiana -de las JOC y del sindicato CFTC en una pequeña zona industrial desde mediados de los años 50 hasta la victoria de Mitterrand en 1981 y las esperanzas que esta victoria despertó en gente que llevaba mucho tiempo luchando desde todos los ámbitos por una vida más digna para sus familias.

El siguiente libro suyo que ha llegado a mis manos ha sido Los Ignorantes, donde el propio autor es un personaje de esta historia:

“Étienne Davodeau es un autor de cómic que no sabe casi nada del mundo del vino. Richard Leroy es un viticultor que casi no ha leído cómics. Pero los dos están rebosantes de buena voluntad y de curiosidad. ¿Por qué alguien decide consagrar su vida a dibujar cómics o a producir vino? ¿Cómo y para quién se hacen?
Para responder a estas preguntas, durante más de un año Étienne se ha ido a trabajar a los viñedos y a la bodega de Richard, quien, a su vez, se ha sumergido en el mundo del cómic. Han abierto muchas botellas y leído bastantes cómics. Se han paseado en busca de autores y viticultores apasionados por su oficio.”

Y el último libro que he disfrutado de Etienne Davodeau -magnífico regalo ;)- ha sido Rural, una novela anterior a las otras -aunque editada en España con posterioridad- que se desarrolla en una tranquila zona rural donde todo se tambalea cuando se anuncia la próxima construcción de una autopista.

Pues lo que les digo. Se lo recomiendo con todas mis ganas. Merece la pena y mucho. Ahora solo me queda pendiente la lectura de Lulú mujer desnuda y esperar a que se editen nuevas novelas de este autor comprometido con la realidad social de la otra Francia, que no deja de ser realmente la verdadera.

Esta entrada fue archivada en Libros, Te recomiendo. Enlazala aqui permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>