Jacques-Louis David

Posted on 18 noviembre, 2013 by oscar

La muerte de Marat (1793)

Uno de mis pintores favoritos, del que he tenido la oportunidad de ver muchos cuadros en diferentes museos, especialmente en el Louvre de París, es Jacques-Louis David. Pintor revolucionario y bonapartista, no sólo expresó como nadie los cambios sociales que representó la revolución francesa, sino que formó parte activa de todos los procesos políticos que se desataron esos días. Amigo de Robespierre –ese gran manipulado por la historia borbónica– y posteriormente entusiasta del nuevo régimen impulsado por Napoleón Bonaparte, tuvo un final tan épico como el que representaban muchas de sus pinturas. Exiliado tras la vuelta del absolutismo Borbón, debido a su participación en las votaciones que llevaron a perder la cabeza a Luis XVI, rechazó posteriormente pintar para la nueva corte y permaneció exiliado en Bruselas donde murió. No se permitió que el cuerpo de David regresara a Francia, a pesar de las peticiones de su familia, que si enterró su corazón en el maravilloso cementerio de Pere Lachaise en París.

Napoleón cruzando los Alpes (1801)

Esta entrada fue archivada en Arte. Enlazala aqui permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>