Camino a Itaca pasando por Mundaka…

Posted on 13 noviembre, 2013 by oscar

En la vida, a veces demasiado a menudo, nos encontramos con tiempos de mudanza. Mudanzas físicas unas veces, otras laborales, sentimentales e incluso muchas veces, todas a la vez, lo que puede llevar a uno a estar a punto de colapsar. Pero siempre, cuando se miran con la suficiente altura y porque no decirlo, ternura por los demás o por uno mismo, tras estas mudanzas hay una oportunidad. De lo que sea, de ir para adelante o para atrás, pero no hay opción de quedarse quieto.

Siempre repito como un mantra, que la vida de adulto es muy complicada y rememoro con añoranza cuando las máximas preocupaciones que tenía uno eran de donde ir el fin de semana a tomar algo o un tiempo antes, si no me compraban los cromos de Mazinger Z. Pero claro que las cosas cambian: uno crece, asume responsabilidades, le endosan otras, lograr triunfos, comete errores, los paga, los levanta, los sobrelleva, se despierta soñando y sigue viviendo.

En todos los aspectos de la vida, todo se vuelve un continuo viaje a Itaca, tal y como lo describió Kavafis en su poema, con la opción, al menos en mi caso, de hacer una parada de vez en cuando viendo las olas de Mundaka. Para continuar viaje…

Esta entrada fue archivada en Miscelanea. Enlazala aqui permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>